Hay gente que dice tener poderes divinos, poderes de otro mundo, que son capaces de comunicarse con los muertos y en realidad el unico y verdadero poder que tienen es el de ser capaces de engañar a las personas. Personas desesperadas que no saben ya ni a donde ni a quien acudir para que les solucionen sus problemas y lo unico que creen que pueden hacer es llamar por telefono a un mamarracho vestido de payaso y con mucha parafernalia vistosa encima de una mesa, que se hacen llamar videntes, iluminados, magos, pitonisas, etc, para ver si este le dice algo bueno o algo que le gustaria oir para asi seguir con su vida con algo de motivacion.

Esta gentuza sin compasion ni piedad fuanciona asi, le dice que es capaz de hablar con algun familiar suyo fallecido o que esta viendo su futuro o el de la persona por la que quiera consultarle algo. Asi es, por el “modico” precio de decenas de euros por llamada, primero le atiende un muy amable contestador, que intenta consolarle diciendole las las mas absurdas tonterias y manteniendole al telefono una suma interminable de minutos a un coste muy elevado evidentemente, despues de estar a la espera si tiene suerte entra en directo para preguntar al iluminado, este muy amablemete comienza a tirar cartas encima de una mesa o a mirar una bola magica haciendo creer, a la persona que ha llamado y a todos los que estan viendo o escuchando al gran vidente desde sus casas, que esta usando sus super poderes para poder contestar a las preguntas realizadas por su cliente, despues de unas preguntas de rigor, nombre, lugar de residencia, signo del zodiaco y ya despues de esto le pregunta su problema y aqui es donde empieza es espectalo del sumo iluminado, comienza a escupir tonterias por su boca sin sentido y por supuesto sin pudor ni sentimiento alguno por la persona que esta al otro lado del telefono, con el unico fin de contentar a esa persona sea como sea para que vuelva a llamar todas las veces que crea que lo necesite, para asi poder seguir forrandose dia a dia de manera muy poco honorable ni etica pero a todos los efectos legal.

Al igual que es legal que hacerlo por television tambien es legal “pasar consulta” en casa, que esto tambien los hacen muchos iluminados que no salen por television pero que de la misma manera engañan a sus clientes, la unica diferencia es que estas bellas personas en lugar de cobrar mediante llamada telefonica, estos cobran unicamente la voluntad a las personas, claro esta una voluntad de minimo veinte o treinta euros.

Estos que “pasan consultas” en sus casas ademas de videntes se hacen llamar tambien curanderos o sanadores y dicen que son capaces no solo de ver tu futuro sino que ademas curan enfermedades que los medicos, con todos los años que se pasan estudiando, no son capaces de curar, y tambien cobrando unicamente la voluntad, con su correspondiente precio minimo eso si.

Son una autentica mafia legal, que vistiendose de forma estrepitosa y ridicula y montando a su alrededor un circo irrisorio, juegan con lo sentimientos de la gente, importandoles unicamente su beneficio economico.

Angel Diaz